jueves, 30 de julio de 2009

Valderrobres (Matarraña)

El pozo de la Mano Peluda
Hace poco estuve visitando (por segunda o tercera vez) el castillo-palacio de Valderrobres. Impresionante. Visita obligada para asombrarse por las construcciones que podían llegar a hacerse en aquellos tiempos, por las vistas, por las estancias... Impresionante, repito.
El caso es que en una de las estancias (pequeña) se puede leer un cartelito que dice "Pozo de la Mano Peluda", y en la que, lógicamente, hay un pozo (con una reja, para no caerse, y donde la Peña de "No Sé Qué Hacer Con Lo Suelto" ya lo ha llenado de monedas). Para los que lo visitéis sin guía, os cuento la historia que circula en torno a este pozo:

"Según cuentan, desde este pozo sale un pasadizo que va hasta el río. Fue en este pasadizo donde, en el siglo XVII, se ocultó un hombre pues la justicia le perseguía por haber dado muerte a una mujer. Para que no lo descubrieran, su mujer, que era la que le llevaba la comida, se inventó la historia de que en el pozo habitaba un ser con una enorme mano peluda; de esta manera, el temor hizo que nadie se acercara por allí.
Desde entonces, la historia de la Mano Peluda se utilizó para que los niños no fueran a jugar a las ruinas del castilllo".

Si váis a mitad de mañana, a la que salgáis ya será hora de echar un vermú en la plaza o, para los más morros, en El Pescaíto, frente a la sede comarcal.

2 comentarios:

Xavier dijo...

Te puedo asegurar que de pequeños nos conataban esa historia del "pou de la ma peluda", pero como que eramos y consecuentemente bastante inconscientes del peligro del agujero, jugabamos a escondernos y a imaginarnos que eramos grandes exploradores, pero si es cierto el pozo es un pequeño pasadizo que se adentra bastantes metros bajo esas toneladas de piedras.

Alberto dijo...

Pues ya ves, ahora forma parte del atractivo del castillo...