viernes, 24 de septiembre de 2010

Las Parras de Martín (Cuencas Mineras)

En El Chorredero nunca ha habido brujas
En verano, cuando era un joven sano y delgado, pasábamos bastante tiempo en Las Parras, donde teníamos casa. Y algunos días nos acercábamos, por sendas poco conocidas, hasta "El Chorredero", donde comíamos o merendábamos, y nos bañábamos.
El paraje era impresionante pues, por un lateral de la aparentemente impracticable pared de roca, se despeñaba el agua del río, en una fabulosa cascada. D
e ahí el nombre, del "chorro" de agua que caía.
La pared de roca de la que hablaba en realidad estaba completamente horadada, y una senda te llevaba a la parte alta del Chorredero, a una pradera.
Las cuevas que había a lo largo de esta senda eran un escenario ideal para jugar y hacer el cabra; algunas eran enormes, y de sus techos colgaban, como chupones de hielo, multitud de estalactitas, Estas cuevas las aprovechaban los pastores a modo de parideras y donde refugiarse y refugiar el ganado llegado el caso.
Una de las últimas veces que fui a Las Parras nos acercamos al Chorredero por una nueva pista asfaltada que ahora une este pueblo con Cervera y Pancrudo. Allí vimos lo que quedaba de él, pues una gran riada hacía unos años había desprendido una serie de rocas que habían roto un poco la magia de la cascada de siempre, mostrándonos ahora un simpático riachuelillo, manso, que discurría con resignación.

También habían colocado un cartel, de esos que llamamos "paneles interpretativos" o "mesas de información". Y aquí ya fue cuando se me cayó el alma al suelo y se me hinchó la vena, al ver que a este paraje lo habían rebautizado como "Las cuevas de las brujas" o algo así, y, para más inri, este cartel aún se atrevía a explicar que allí se reunían las brujas para hacer qué me sé yo qué. No sé a qué tipo de mente retorcida se le habría ocurrido inventarse semejante hatajo de estupideces; imagino que a alguien que, aparte de no conocer el sitio, pensaría que unas brujas atraen más turismo que un fantástico espacio natural.

En fin, espero no tener que encontrarme más con estas cosas, al menos en los sitios que conozco y a los que de pequeño cogí cariño.


Nota: Hace algún tiempo estuvimos visitando "La cueva de las güixas (las brujas)" en Villanúa, un pueblo al lado de Jaca (Huesca). Preguntada con alevosía, la guía nos contó que hasta hace poco en la ladera de ese monte se cultivaban muchas guijas (una legumbre parecida a la judía), y que, en aras de aumentar el turismo en la zona (volvemos a lo mismo), quedaba mejor reclamo llamar a la cueva "de las güixas" (de las brujas) que "de las judías" (de las guijas). La verdad es que aquí lo tenían fácil para cambiarle el nombre. Luego, como hay frikis para todo, se desarrolló toda la parefernalia brujeril que ha derramado ríos de tinta.



5 comentarios:

Javier López Clemente dijo...

Hola Alberto
desde luego desconozco si en el chorredero de Las Parras hubo alguna vez brujas.
Sin embargo, cuando subes por el lateral de chorredero en una de las piedras al lado del camino, se puede ver una piedra que tiene tallada una cruz. Allí, una tarde jugamos a pensar que aquella cruz era el signo que intentaba ahuyentar a las brujas que nunca vimos pero que, sin embargo, me gusta imaginar.
;-)

Salu2 Córneos.
Tengo por ahí una foto de la cruz y te dejo un enlace para que veas como estaba el chorredro en la primera semana de septiembre:
http://www.facebook.com/album.php?aid=37754&id=100000085734046

Alberto dijo...

Hola, Javier.
Bien por lo de imaginar :-)
La cruz, imaginando, puede ser un montón de cosas: desde una marca de término (por ahí se juntan los términos de Las Parras y no sé si Cervera o Son del Puerto), hasta alguien que se aburría mirando las ovejas. Desde luego, y mi padre era de Las Parras, nunca oí mencionar a nadie del pueblo lo de las brujas.
En más de una de las cuevas (no sé si ahora siguen) había verdaderas manadas de murciélagos, y no por eso era la guarida de Batman.
Pero me parece muy bien que, imaginando, sirva esa cruz para desarrollar una ficción. Y es más, posiblemente la lea y me guste.
En cuanto a lo de la foto, lo siento pero no la he podido ver. Debo ser de los pocos que no están apuntados al facebook ni a cosas similares. ¿Me la puedes mandar de otra forma?.
Gracias por el comentario, Javier.

Anónimo dijo...

pues mi madre nacio en las parras y ella de peqeña a esa cueva ya la llamavan las cuevas de las brujas,es una istoria qe conto alguna mujer mallor .si uvo brujas o no eso no lo savemos ,lo qe se qe el chorredero las cuevas de las palomas es divino , por cierto tenemos una casa echa en las parras en frente de lo qe era el horno ,un saludo.

Anónimo dijo...

En el siguiente blog hecho por gente de Las Parras tenéis información más detallada al respecto:

bloglasparrasdemartin.blogspot.com

Alberto dijo...

Muy majo el blog, Jorge. Recuerdos también al Amable.