martes, 12 de junio de 2012

La Cuba (Maestrazgo)

Pequeño, pero saleroso
La Cuba es un pequeño pueblo del Maestrazgo. Tan pequeño que en sus escasos 6,5 km2 casi no hay sitio para pastos ni para agricultura, así que sus gentes comenzaron a trabajar el esparto hace años.
A La Cuba se accede por tierras de Teruel, pero también por tierras valencianas, en las que se hunde la cuña de su forma al este de nuestra provincia. Por meterlo en un ranking de esos que tanto nos gustan, La Cuba es el lugar más bajo de la Comarca, a 882 m. de altitud, que no está nada mal. Y es que el Maestrazgo es así.
Pueblo templario, en sus orígenes se llamó "El Valle del Oro" y, con respecto a su cambio de nombre, hay dos versiones:
* Una se remonta a los escritos del monje Fray Juan Moles, y viene a decir que, hace mucho tiempo, se cometió un robo en el pueblo, escondiéndose los ladrones en el cubo del diezmo, donde los pillaron. Así, los llamaron "los de la cuba" y, por extensión, al final fueron todos de La Cuba.
* La otra versión habla de una guerra en la que mandaron llamar a las gentes del Valle del Oro a luchar. Estos no debían estar muy por la labor; algunos huyeron y otros se escondieron en las cubas de los diezmos. Cuando, tras registrar el pueblo, los encontraron, se los llevaron presos. Pero ya se quedó el nombre de "la cuba".
Como ya hemos dicho, el pueblo es bastante pequeño, y sus pocas casas se agrupan en torno a la iglesia del siglo XVIII. De su calle principal, la más larga, parten otras mucho más cortas y mucho menos empinadas que en otros pueblos del Maestrazgo. Esta calle pasa por el ayuntamiento, situado sobre una lonja en la que hay una vieja cabina de teléfonos y alguien a quien saludar. Abunda el nombre de Ulpiano González Medina, de quien he sabido que Franco lo nombró Gobernador Civil de la provincia de Teruel, cargo que desempeñó entre 1969 y 1972. Lo que no he encontrado es qué relación "directa" tenía este hombre con La Cuba.
Y ya para rematar la fiesta, y nunca mejor dicho, que a nadie le asombre encontrarse por estas latitudes la calle "Manolo Escobar". Este gran cantante actuó aquí para las fiestas de agosto de 1978, y la gente se lo debió pasar tan bien que le nombraron hijo adoptivo de La Cuba y le pusieron su nombre a una calle. Sí, señor.





No hay comentarios: